Un Simple Cambio De Apariencia Hizo Que Este Indigente Se Vea Como Un Modelo

Las personas suelen decir que las primeras impresiones son las más importantes y pueden ayudar mucho en el futuro de las personas. Este refrán tiene gran importancia y significado cuando salimos por primera vez con alguien o cuando vamos a una entrevista de trabajo. Imagínense que tienen una gran empresa y uno de las personas que viene a solicitar el trabajo tiene el cabello largo, no se ha afeitado la barba en varios meses, viene vestido con un pantalón corto, una franela y una zapatillas para dormir, ¿Que harías ustedes al verlo?. La mayoría de nosotros, para no decir todos, le daríamos la mano por educación y le diríamos muchas gracias por venir. No importa que tan inteligente sea o cuánto sabe sobre un tema específico, simplemente lo juzgamos por la primer impresión que nos dio y como fue negativa, decidimos rechazarlo.

Por lo tanto, un cambio de apariencia puede traer grandes cambios en la vida de la persona. Este sería el caso de una persona sin hogar llamado José Antonio, el cual tuvo un cambio de apariencia y su vida cambió por completo.

Una Persona Muy Querida

José Antonio es un hombre el cual pasó 25 años de su vida en las calles de Palma en España. Antes de esto, José era un experimentado electricista y se ganaba la vida haciendo uno que otro trabajo. Al poco tiempo, el electricista sufrió un gran depresión que lo dejó sin ganas de trabajar y por lo tanto, sin hogar.

Con el tiempo, la vida en la calle se hizo parte de su vida diaria y se transformó en un icono en las calles de Palma. José llegó a ganarse el cariño y respeto de los lugareños, tanto así, que lo apodaron Josete. Los que Jose no sabia era que estas mismas personas serían las que le cambiaría la vida para siempre.

La Propuesta Que Cambió Su Vida

Josete tenía 30 años cuando se quedó sin hogar y al ver que la vida en la calle no era nada fácil, decidió trabajar en trabajos momentáneos, como en un estacionamiento. Si bien no ganó suficiente plata para alquilar una casa, pudo comprar alimentos diariamente y sobrevivir de esta manera.

Su vida cambiaría por completo cuando un mujer llamada Salva Garcia, se le acercó. Ella le comentó a Josete que era dueña de una peluquería llamada “La Salvajería” y que tanto ella como todos sus empleados, deseaban hacerle un cambio de apariencia completamente gratis. Jose no vio ningún problema con esto, al fin y al cabo, recibiría un buen corte de pelo gratis.

Un Cambio de Imagen

Lo que José no sabía era que Salva deseaba darle un cambio total en su apariencia, no solamente en su cabello, sino también en su vestimenta. Él no lo pensó dos veces y aceptó la propuesta de la señora García.

Ella lo invitó a pasar a su salon y le pidió que se sentara en la silla. Al verse en el espejo, no podía creer cómo se veía después de 25 años de vivir en la calle. Ahí, Josete le contó a García su historia y que lo llevó a vivir en la calle durante todos estos años. José también comentó que él sabía lo importante que eran las primeras impresiones y cómo las personas se sienten respecto a ellas.

Sin Espejos

Salva García deseaba darle una sorpresa a José, por lo tanto, retiro todos los espejos que se encontraban al alcance de Josete, de esta manera el no podría ver el proceso sino el resultado final. Durante 25 años Josete había vivido en la calle y en ese tiempo tanto su cabello como su barba, había crecido mucho.

Seguramente el motivo más importante por el cual Josete había descuidado su apariencia física, fue porque se había concentrado más en la supervivencia y en buscar comida que en su propia aspecto. Ahora gracias a la generosidad de Salva y la de su impresionante equipo, José tendría el cambio que necesitaba para que su vida cambiará para siempre.

Un Poco De Tinte

A los pocos minutos de estar sentado sobre la silla, varios estilistas aparecieron y empezaron a trabajar en conjunto para darle a Jose la mejor apariencia posible. El ex electricista estaba muy ansiosos por saber cual seria el resultado final.

Después de cortarle y arreglarle el cabello, los estilistas pensaron que sería una buena idea teñirse el cabello de color marrón, el cual era su color de cabello antes de que se pusiera gris por la edad, de esta forma José tendría una apariencia más juvenil. Josete estaba a punto de aparentar una edad la cual no tenía en realidad e iba a comprender lo importante que es un buen aspecto.

Empieza a Hacer Efecto

Con el paso de los minutos el tinte iba haciendo su efecto y le estaba cambiando el color de cabello y de la barba a José.

Durante 25 años, no se había afeitado ni la barba ni el cabello, por lo tanto, que se la arregles resultaba ser extraño para el. Él sabía que al fin y al cabo los resultados serían muy positivos y se verían mas limpio y joven una vez terminado el proceso.

Últimos Toques

Cuando finalmente el tinte se seco, Jose se veía mucho mas elegante y joven que antes. La barba y el cabello de color marrón, le habían dando una apariencia la cual él no creía posible. Para recuperar la humedad de la barba y el cabello, los estilistas utilizaron acondicionador.

En tan solo una hora José era un a persona nueva totalmente. Una vez la nueva apariencia de Josete estaba lista, decidieron pasar al próximo paso, la vestimenta.

Antes y Después

Una vez los estilistas terminaron con Josete, lo llevaron a un vestuario y le entregaron la ropa que había comprado especialmente para el. El ex electricista, no dudó en cambiarse la ropa y vestir la nueva. Cuando salió del vestuario todo el mundo se le quedo viendo.

No podían creer cómo se veía José después de un corte de cabello y de barba, era simplemente otra persona. En la foto que vemos aquí, observamos cómo se veía Josete antes y después del cambio de apariencia.

No Puede Evitar Las Emociones

Cuando finalmente terminaron de trabajar en la nueva apariencia de José, lo sentaron en una silla y le mostraron un espejo. Cuando Josete se vio a sí mismo en el espejo, no pudo contener la alegría y llevarse las manos a la cara.

Estaba completamente en estado de shock tanto así, que sus lágrimas empezaron a salir solas de sus ojos. Josete era ahora un hombre totalmente diferente, incluso llegó a decir que la gente de la plaza no lo reconocería.

Aprobado

Josete no podía contener su emoción y empezó a demostrarlo con todo lo que decía: “Es que he cambiado totalmente, No soy yo” dijo en cierto momento. Incluso tuvieron que pedirle que se sentara nuevamente en la silla para que pudiera salir en la cámara.

“Nadie me va a reconocer en la plaza sino les digo quien soy”. Lo próximo que hizo fue agradecer múltiples veces a Salva y a su equipo por el gran trabajo que había hecho.

Hora de Demostrar Su Nuevo Look

José se dirigió al monumento donde se sentaba diariamente y decidió fumar un cigarro al mismo tiempo que oía un poco de música. Los lugareños que pasaban diariamente por ahí, caminaron al lado de Josete y pensaba que se trataba de otra persona, por lo tanto, no lo saludaron.

Finalmente él empezó a confesarles a todos que era Josete y nadie podía creerlo. La nueva apariencia de Josete le demostró en cuestión de minutos, lo importante que era un buena apariencia.

¿Donde Esta El Ferrari?

Josete tenía que decirle a cada persona que pasaba por la plaza quien era, para que estos lo reconozcan. Ellos no podían contener la emoción y lo feliz que se sentían por el nuevo aspecto de Jose, empezaron a abrazarlo y a echarle una que otra broma.

Uno de los lugareños le pregunto incluso, donde había dejado aparcado su Ferrari, otras dos chicas le comentaron que se veía muy guapo con su nuevo aspecto. Podríamos decir que el nuevo aspecto de José había logrado su meta.

Sus Amigos No Lo Reconocieron

Josete frecuentaba ir diariamente a un café local cerca de la plaza y conocía al dueño muy bien. Ese dia, decidió hacerle una pequeña broma su amigo. Se sentó en una de las mesas y pidió una bebida, éste simplemente tomo el pedido y fue a buscar la bebida.

Cuando se la traje Josete se le quedo viendo a lo ojos y le preguntó si lo reconocía. El dueño dudo unos segundo y finalmente sonrió diciendo que era José.

El Hugh Jackman Español

Al poco tiempo, la historia de José se hizo viral en todo España, y Josete ya no era conocido como el mendigo, sino por otro nombre completamente diferente. Los lugareños empezaron a apodarlo con un nuevo nombre, “El Hugh Jackman Español”.

Hoy en día, Josete tiene un nuevo aspecto al pintarse el cabello de color plata y confesar que está buscando el amor de su vida. Esperemos que logre conseguir una mujer que lo ame y respete mucho.

Su Nueva Vida

Después del cambio de look de José, su vida cambió para siempre. Hoy en día, ya no es un mendigo sino que posee un trabajo de medio tiempo, su aspecto sigue siendo impresionante y una compañía decide ayudarlo para que se pueda levantar económicamente.

En estos días, y después de 25 años viviendo en la calle, José tiene finalmente una cama donde dormir. Un gran ejemplo de que una buena apariencia puede cambiarle la vida a alguien para siempre.